Mermelada de frambuesas

af-logo-lunada-mode-06

Realizar esta mermelada es súper sencillo, puede ser utilizada como relleno para pasteles, cupcakes, en infinidad de postres y tartaletas, también en las tostadas del desayuno con un poquito de mantequilla.

Las frambuesas frescas y silvestres son valiosas como la plata misma, raras y difíciles de conseguir. No hay que hacerles prácticamente nada, ellas así solitas son exquisitas y bellas como elemento decorativo. Cuando era pequeña, las recolectaba en las orillas del río Durazno, en San Francisco de Coronado. Mis amigas y yo nos escapábamos a inspeccionar los alrededores y de vez en cuando llegábamos hasta las pozas, con bolsas llenas de frambuesas para nuestro deleite.

Hoy, viviendo en la ciudad, la manera más sencilla de conseguirlas es en bolsas de frutos silvestres congelados. Qué triste ¿verdad? Así que, querido lector… si guarda usted algún secreto de cómo y en dónde se encuentran, contácteme, yo con gusto le compro una tonelada 😀

La receta siguiente fue realizada con frambuesitas estadounidenses, afortunadamente pasaron la inspección del equipaje en el aeropuerto y han sido recibidas en mi cocina con la emoción natural que se siente al volver a ver a un viejo amigo. Si bien su tamaño y textura es diferente a las silvestres autóctonas, siguen siendo ligeras y dulces ¡apenas para una sentada!

Una vez recolectadas, las frambuesas no duran mucho. Es por eso que, para alargar mi disfrute por unas semanas más, he decidido no comérmelas todas y realizar esta mermelada.

INGREDIENTES Y PROCEDIMIENTO

  • 450gr de frambuesas frescas.
  • 200gr de azúcar refinada.
  • 1 cucharada de rayadura de limón

Las frambuesas se colocan en una olla de aluminio, se cubren con el azúcar y la ralladura de limón. Se dejan a fuego lento por aproximadamente 10 -15 minutos, sin moverlas.

Una vez que el azúcar se haya disuelto y las frambuesas estén deshechas se apartan del fuego, se dejan enfriar ¡y eso es todo! No fue necesario utilizar pectina, una vez fría, la mermelada queda espesa.

Si tiene recipientes de vidrio reciclado de otros productos, lo invito a que los reutilice. Simplemente asegúrese de esterilizarlos adecuadamente (próximamente haré una nota al respecto). Esta mermelada puede durar de 4 a 6 semanas en la refrigeradora.

Y ya sabe, las frambuesas son plata pura comestible. No pierda la oportunidad de deleitarse con ellas si se le presenta la dichosa oportunidad.

– Mau

af-logo-lunada-mode-06

2 Comments Add yours

  1. fabian says:

    Hola, estoy de acuerdo con vos respecto a las frambuesas. Ahora pregunto… podre cambiar el azucar refinado por crudo.? tendre que agregar un poquito de agua o cambiara el sabor.?.. muchas gracias por los aportes.. Saludos

    Liked by 1 person

    1. LunadaMode says:

      Hola Fabian! si puedes hacer esta receta con Azúcar Morena, no creo que cambie el sabor, lo que de seguro cambiará es el color. La mermelada te va a quedar con un tono caramelo. No le agregues agua, no es necesario. 🙂

      Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s